¡Envíos GRATIS en compras mayores de $1,000!

Activa tus semillas y frutos secos

Las semillas están recubiertas por un inhibidor enzimático (ácido fítivo y taninos) que los protege. Estos inhibidores hacen que las semillas no pueda germinar ni tampoco pueda ser digerida por nuestro sistema digestivo, por lo tanto, no aprovechamos sus nutrientes.

Para que las semillas se “despierten” y activen sus enzimas necesitan estar en contacto con agua durante un tiempo determinado.

Así que cuando se habla de activación, se refiere a dejar remojar tus semillas y frutos secos en agua de buena calidad por un tiempo determinado.

Sigue estos sencillos pasos para activar las semillas y llevarlas al punto álgido de su valor nutricional.

 

Proceso de activación 

  • Lava las semillas y/o frutos secos con agua de buena calidad en un colador hasta que el agua salga limpia.
  • Pon las semillas en un recipiente y cúbrelas, como mínimo, con el doble de su parte en agua.
  • Déjalas remojando por el tiempo necesario (A continuación te dejamos una tabla de tiempos)
  • Al terminar su tiempo de remojo, vuelve a lavarlas en el colador hasta que el agua salga limpia.

Después de este proceso ya están listas para germinarlas, comerlas, cocinarlas, procesarlas para cualquier tipo de platillo.

 

Semilla

Tiempo de activación

Almendras

8-12 horas

Anacardos

2 horas

Arroz

9 horas

Azuki

8 horas

Trigo

7 horas

Maíz

12 horas

Cáñamo

no necesita

Garbanzos

12 horas

Avena

8 horas

Fenogreco

8 horas

Girasol

2 horas

Trigo Sarraceno

15-20 minutos

Kamut

7 horas

Semilla de calabaza

8 horas

Lentejas

8 horas

Lino

8 horas

Macadamia

no necesita

Mijo

8 horas

Judía mungo

24 horas

Nueces

4 horas

Nueces de Brasil

no necesita

Nueces de pecan

4-6 horas

Guisante

8-12 horas

Piñones

no necesita

Pistachos

no necesita

Quinoa

2 horas

Centeno – Espelta

8 horas

Sésamo

8 horas

Semilla de alfalfa

8 horas

Cebada

6-8 horas

Dejar un comentario